Semana 30 y 31 – La rusa y yo

Oye, esto ya es un rollo.

Oficialmente estoy en la semana 32 de embarazo y ahora mismo llevo dos meses sin una triste ecografía ni una pinchadita rápida, ni una meadita en bote ni ná de ná. Están siendo los meses más rollo del embarazo, porque tengo la sensación de que no voy ni palante ni patrás. Todos los días son el día de la marmota: me levanto, desayuno, leo/escribo, como, siesta, leo/escribo, ceno, duermo.

"Estuve en las Islas Vírgenes una vez. Conocí a una chica. Comimos langosta, tomamos piña colada. Al anochecer hicimos el amor como animales. Ese fue un buen día. ¿Por qué ese día no se repitió una y otra vez?"

Estuve en las Islas Vírgenes una vez. Conocí a una chica. Comimos langosta, tomamos piña colada. Al anochecer hicimos el amor como animales. Ese fue un buen día. ¿Por qué ese día no se repitió una y otra vez?

Y además ha coincidido que mi amiga la rusa no está. Se ha ido al Caribe porque no le gusta el frío.

A María (por cierto, casi todas mis amigas de Chicago se llaman María. Un saludo para las Marías) la conocí porque la primera semana que pisé Chicago, marido me obligó a ir al quiropráctico. Siempre he tenido contracturas y cosas chungas en la espalda, y siempre me han dado masajes, acupuntura, reiki, napropatía,… y miles de cosas más que no me han hecho nada. Pero desde que veo a la doctora Webster, oye, mano de santo. No me ha dolido ni el cuello, ni la espalda, ni las lumbares ni nada de nada (además, me adivinó el sexo del bebé en la semana 8 y me está colocando al cacahuete para que salga disparado en el parto. Magia potagia).

El caso es que la primera semana que fui al quiropráctico se me acercó una chica rubia y bajita…

María.- “Hola, ¿estás embarrrazada?“.

Yo.- “Emmm, si” (no había que ser un lince pa notarme el embarazo).

María.- “Yo también. Deberíamos ser amigas“.

Yo.- “Estooooooo, ¿vale?” .

María.- “Este es mi teléfono, dame el tuyo, esta semana te llamo” (todo esto con acento ruso-americano y un tono digamos… agresivo).

Y dicho y hecho. No sé como, pero esa misma semana me vi tomando un café y una napolitana con mi nueva amiga rusa.

Tengo que reconocer que después de estos meses de cafés le tengo mucho cariño porque es un personaje bastante entrañable. Os la voy a describir:

  • No le gusta Chicago. Ni los americanos. Ni América en general. Ni los negros. Ni los que hablan inglés: La pobre mujer tiene un trauma. Su marido la ha traído aquí desde Siberia por trabajo y ODIA (pero de odiar a muerte) este país, esta ciudad y este clima (que por cierto, digo yo que si viene de Siberia esto no está tan mal ¿no?).
  • No le gusta el embarazo: Odia estar embarazada. Odia en secreto a su marido por haberla dejado embarazada (pero en plan mal, no en plan risa). Por cierto, también odia a la familia de su marido. Y no estoy muy segura, pero diría que tampoco le gustan mucho los niños.
  • No le gusta estar sin trabajar: Por lo visto tuvo que dejar un trabajo muy bueno en Rusia por venirse aquí con su marido, lo que hace que odie más todavía al pobre maromo con el que convive.
  • No le gustan los taxis ni los Uber. Ni el transporte público: Con esto tenemos un poco de problema. Vamos juntas a las clases para preñetis y le da miedo ir en taxi y/o en metro porque dice que nos pueden raptar. Yo la verdad es que no veo peligro alguno en ir cuatro paradas en metro al gimnasio porque ¿quién querría raptarnos a nosotras?. Si el secuestrador tendría un curro de la leche entre tener que alimentarnos, lidiar con los calambres y los ataques de furia embarazadiles. Así que o vamos en su BMW X5 con asientos de cuero calefactados o ella no va al gimnasio (y yo, pobre de mi, los días que ella no viene no veas como echo de menos ese asiento calentito que te abraza los riñones).
¿Secuestros a nosotras? JA

¿Secuestros a nosotras? JA

  • No le gusta el cine, ni cualquier actividad lúdico-recreativa, por lo que nuestras salidas se reducen a tomar café, a comer o a cenar por ahí, pero como no le gusta la comida americana tenemos algunos problemas para encontrar sitios para quedar.

Esto es lo más significativo que he aprendido de María en los últimos meses y cuanto más pesimista y malhumorada es, más cariño le cojo. Me hace una gracia que me muero.

Marido tiene la teoría de que son de la mafia, porque el marido se ha venido a estudiar aquí y no entendemos de dónde sale el dinero para vivir en un apartamento de 2.500$ al mes, pagar el cañonero (el BMW X5), irse al Caribe una semana cuando tiene mucho frío o darse masajes de 200$ todas las semanas. Además creo que poco a poco me estoy infiltrando en la mafia y empiezo a ser de la “familia”. Siempre me dice cosas como: “Ana, si alguien te hace algo, tú dímelo a mi” o “Ana, si estás sola y oyes algo, llámame. Aunque sea en mitad de la noche, que vamos Dimitri y yo para allá”. Yo siempre que me decía estas cosas pensaba “Joe, que maja es esta chica. Fíjate como me quiere casi sin conocerme” pero gracias al paranoias de mi marido estoy empezando a mosquearme.

Aunque si lo pienso, mejor llevarse bien. Nunca se sabe cuando una puede necesitar a LA FAMILIA.

María, ese señor no me ha dejado pasar en la cola del super. Deberíamos hacer algo al respecto...

María, ese señor no me ha dejado pasar en la cola del super. Deberíamos hacer algo al respecto…

Ana_v2

Anuncios

2 comments

  1. Jajaja menuda amiga! Pues yo creo que tu marido tiene razón ¿ a que viene ese miedo a que la rapten?
    Siempre me han hecho gracia esas personas que odian el mundo ( en su justa medida) pues aparte de ser muy graciosas en sus ataques de odio,en el fondo suelen ser enternecedores y como niños grandes asustados 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s