Mes 8 – El regalado

Hace una semana fue el cumplemes del pollo: 8 mesezacos ya. ¡Madre mía! ¡Si parece que fue ayer cuando os contaba lo de las clases con la mujhombre. Y ahora míranos, metiendo los dedicos en todos los agujeros que pillamos y dando mordiscos al sushi de su madre en cuanto me doy la vuelta (mmm ¿debería llevarle al hospital cuando hace eso? pone cara de feliz y grita “ehhhh” después de comer makis).

Esta semana he estado reflexionando. Resulta que en el chat de supermadres que tenemos he leído comentarios del tipo: “Estoy muy estresada, porque vienen mis suegros a ver al bebé” o “no sé cómo hacer para que la gente no toque al bebé“. Ostras. Revelación. Resulta que no van a ser normales mis deseos de dejar al niño con algún vecino desconocido.

Nosotros que estamos tan faltos de cariño, que hasta bajamos al Marianos (el super) a ver si con un poco de suerte alguien nos roza en un pasillo estrecho.

Resulta que la gente normal se estresa porque tienen visita y porque se supone que un mochuelo tiene que estar con sus padres. Sin embargo, yo me paso el día solipandi con el cacahué y más de una vez se me ha pasado por la cabeza la idea de llamar a la puerta de mis vecinos gordacos de al lado y dejárselo dos horillas. Si total, yo que soy muy vieja’l visillo me he dado cuenta de que no trabajan porque siempre están en el gimnasio o en el spa Si sólo son dos horillas de ná mientras me corto las uñas de los pies, que me van a confundir con un águila imperial.

También he tenido deseos de llamar a su puerta y decirles que he tenido una emergencia y que me tengo que ir corriendo, que si me lo pueden cuidar, y en realidad quedarme en casa viendo series y comiendo chips ahoy y palomitas de caramelo (que es lo que se come aquí). No soy tonta, me pondría los cascos para que no me oyeran.

Una segunda opción que barajo es dejárselo a la china de la ventana. Sé que ella lo cuidaría como si fuera su nieto porque somos super amigas.

La china de la ventana es una mujer que hay (literalmente) detrás de una ventana en el sótano de mi edificio. Es la que recoge los paquetes y cose los bajos de los pantalones. Es como mi segunda madre aquí porque me dice cosas como “tu tener ojeras negras. Ir a dormir” o “tu gorda. Antes de embarazo tu más delgada”. Hay días de invierno que si hace mucho frío me bajo a ver a la china de la ventana para que me cuente novedades: cuántos paquetes le han llegado hoy, quién se muda, quién ha pedido cosas al sexshop y esas cosas que se hablan con las chinas de las ventanas. Esa es una buena candidata a quedarse un rato con Danieluski porque con lo bacín* que es, estaría encantado.

Hola china de la ventana. Muy bien, china de la ventana. Te dejo aquí a Dani, china de la ventana. Adios, china de la ventana

Hola china de la ventana. Muy bien, china de la ventana. Te dejo aquí a Dani, china de la ventana. Adios, china de la ventana

A la rusa la he descartado como cuidadora eventual porque nuestra relación está algo tensa. Hoy tenía que venir a tomar café a mi casa y le cancelé el plan porque Diego está muy constipao. Reproduzco la conversación:

Ana: -. Oye Rusa, mejor que no vengáis hoy porque Diego está malo. Tiene mocos, tos, fiebre y le tengo durmiendo en el otro cuarto y no le dejo que se junte con nosotros. Parece un leproso.

Rusa: -. Dios mio, dios mio, dios mio, dios mio. ¿PERO CÓMO HA COGIDO LA LEPRA?

Ana: -. No, no, que era un decir, que no tiene lepra.

Rusa: -. ¿Pero tiene lepra o no tiene lepra?

Ana: -. No, no, no tiene lepra, era una broma.

Rusa: -. ¿Una broma? ¿Haces bromas con la lepra?

Ana: -. No, era un decir. No tiene lepra.

Rusa: -. No tiene gracia

Y ya no me ha vuelto a contestar a los mensajes.

Diego visto por la Rusa

Diego visto por la Rusa

Ya verás la cara de la la china de la ventana cuando se encuentre un “paquete sorpresa” en forma de cacahuete mañana por la mañana…

Ana_v2

*Bacín: Dícese de aquella persona cotilla, catacaldos y metomentodo

Anuncios

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s